nadellasatya-1

MICROSOFT ESTUVO A PUNTO DE IRSE A LA RUINA

¿Cuántos de nosotros realmente queremos que pasen cambios positivos a nuestro alrededor, pero de todas formas queremos dejar intacto nuestro propio mundo? ¿Cuántos de nosotros realmente queremos que nuestras rutinas cómodas y familiares sean reemplazadas con cambios radicales en hábitos arraigados, relaciones establecidas y creencias preciadas? ¿Incluso cuando verdaderamente reinventarnos o a nuestra organización requiere dichos cambios?

La realidad persiste: nuestros enfoques viejos, por definición, no pueden crear las nuevas acciones necesarias para avanzar.

Considere el caso de Steve Ballmer, quien dirigió a Microsoft como CEO entre 2000 y 2014 como si su papel simplemente consistiera en mantener a flote la compañía luego que Bill Gates se fuera (lo que llamamos un “líder vigilante”). Su receta para el éxito fue lo que había funcionado antes: hardware y software. Los estrategas de Microsoft durante la era de Ballmer nos han dicho que ignoraba las súplicas de su equipo gerencial sénior de que invirtiera en computación en la nube desde 2007. En cambio, apostó a la fracasada plataforma operativa Vista. Y no creó sociedades estratégicas que podrían haber establecido mercados nuevos. Bajo el mando de Ballmer, las acciones de Microsoft cayeron desde casi 60 dólares en 2000 a poco más de 30 dólares cuando dejó el cargo en febrero de 2014.

Ahora, consideremos el caso de Satya Nadella, CEO de Microsoft desde la salida de Ballmer. En 24 meses, bajo la dirección de Nadella,Microsoft se convirtió en uno de los principales exponentes de la computación en la nube, desarrollando productos como Delve, Power BI, Sway, Traductor de Skype, Office 365 y Azure. Nadella también creó sociedades estratégicas, incluso con competidores como Oracle y Salesforce. De esta forma, Nadella es lo que llamamos un “líder acelerador”. Dos años después que Nadella tomara el timón, el precio de las acciones de Microsoft rebotó 43 por ciento, llegando a 51 dólares.

Nuestra mentalidad tiene mucho que ver con nuestro éxito. ¿Acepta el cambio y lo ve como oportunidad? Ser un líder acelerador en su propia vida pudiera ser su mejor opción.

¿Su día va a cambiar cuando se esfuerce por progresar saliéndose de su zona de confort? Absolutamente. Porque resultados nuevos requieren nuevas mentalidades y comportamientos. Obtener distintos resultados, por definición, significa que debe desorganizar su propia rutina diaria.

Autores: Kate Sweetman es fundadora y directora de clientes en SweetmanCragu, Malasia. Shane Cragun es fundador y CEO de SweetmanCragun.