hqdefault (2)

LAS TONTERAS DEL SICARIO DE LA PLUMA

Pedro Trujillo no se cansa de hacerla de sicario y es que se ha convertido en una profesión que paga bien.   Hoy despotrica en contra de personas que hacen uso del legítimo derecho de expresarse con libertad sobre las atrocidades que se están cometiendo en los casos que se ventilan en los medios de comunicación, aunque en honor a la verdad, es inevitable que se “cuelen” los empleados de algunos de los responsables o señalados en tales casos.

Las argucias que dice el señor están estructuradas que pudieran parecer verdad y aunque siempre apuestan más al desconocimiento de las personas sobre el tema para ganar credibilidad, vamos a dejarle claros algunos puntos a Trujillo, chance y se ilustra o por lo menos deja de engañar a la gente.

Se defiende el debido proceso porque es una garantía del Derecho Penal moderno, porque lo garantizan las leyes adjetivas y la propia Constitución; es por este mismo principio que se prohíbe la exhibición de los presuntos responsables en aras de minimizar el impacto al honor y al crédito personal de cada individuo, porque la presunción de inocencia es básico en este sistema.

También nos permitimos informarle señor sabiondo que el caso del antejuicio está regulado por la máxima ley del país y una ley especial, que protege al cargo y no al individuo; de las acusaciones espurias, políticas o ilegítimas, y con ello preservar la institucionalidad del país y no solapar delincuentes, como usted lo expone.   El tipo penal por el que presuntamente se encausaría a Blanca Stalling, es el tráfico de influencias, delito que por tener penas de dos hasta seis años, podría encontrar medida sustitutiva o un procedimiento abreviado más la suspensión condicional de la pena, que la dejaría libre inmediatamente en caso de ser declarada culpable.

Caso contrario, y no admite la culpa y se comprueba que efectivamente se trataba de una acusación espuria y demás, se vulneró el cargo, la institucionalidad y de paso el Estado se expone a una demanda por daños y perjuicios en las Cortes Internacionales por violaciones a garantías constitucionales y si nuevamente al debido proceso, mismo que ocasionara daños morales cuando se pudo evitar.

Además, estimado saltamontes, la flagrancia contempla efectos inmediatos en cuanto a los procedimientos jurisdiccionales, por lo que no quedan impunes como usted cree.   Mire el tiempo que se integró la comisión pesquisidora para retirar la inmunidad a su querida Baldetti o a su presidente amigo, Otto Pérez Molina; que ante la inminencia de la pérdida de esa prerrogativa, optaron por renunciar.

El sistema tiene fallas, es cierto.   Aunque para que realmente funciones la prensa debe ser protagonista y convertirse en la voz del pueblo, fiscalizador de los funcionarios e informador de la cultura legal; misma que se ha quebrantado cuando personas como sus socios Erick Archila y Juan Luis Font colaboran al igual que usted, a llevar al poder a gobernantes nefastos como el binomio naranja en beneficio de sus verdaderos patrones, que usted ya sabe quienes son.