descarga (16)

¿POR QUÉ LA GUERRA EN SIRIA?

Desde hace seis años el Gobierno y pueblo sirio resisten el acoso criminal por parte de Occidente y luchan por su soberanía e independencia.
 Más de 450.000 personas han perdido la vida, mientras que 11 millones ahora son refugiados o han sido desplazados. Al menos 652 niños fueron asesinados en 2016, 255 de ellos cerca de una escuela. Otros 850 fueron reclutados para luchar en el conflicto. Estas son las lamentables cifras que ha dejado seis años de guerra en Siria.

¿Cuáles son las verdaderas razones que han prolongado esta guerra?

El catedrático español José Antonio Egido explicó que entre las razones de la guerra se encuentra la destrucción del panabarismo, el  movimiento que busca la integración del pueblo árabe y del cual Siria es cuna.


Destrucción de populares barrios del este de Alepo. Foto: EFE

 

La ambición occidental

Estados Unidos y las potencias europeas quieren un mundo árabe dividido para liquidar todo movimiento progresista en la región. “Poner fin al Gobierno de Bashar al Assad es fulminar los gobiernos de avanzada y antiimperialistas en el Medio Oriente”, añadió Egido.

El analista explicó que otras de las causas del conflicto radica en el objetivo de fortalecer a Israel y a las monarquías de Arabia Saudita, Catar, Kuwait y Bahréin que son aliadas de las potencias occidentales para mantener su control geopolítico en la región y por tanto neutralizar todo movimiento que vaya en contra de sus intereses.


Los niños son los más afectados en el conflicto. Foto: Unicef

 

Egido destacó que los intereses sobre Siria y sus recursos naturales se han prolongado por décadas. Ya en 1957, Estados Unidos y Gran Bretaña trataron de controlar el petróleo sirio y desde entonces han actuado en la región. Para esa época Siria contaba con un territorio mucho mayor de lo que es actualmente.

“Las potencias occidentales fragmentaron aquella Siria y crearon a Israel y Jordania, Estados socios de los países imperialistas y que son usados para controlar la región”, agregó.

La represión a la resistencia árabe

Otras de las razones de la cruenta guerra promovida por Occidente es la de acabar con los focos de resistencia en el mundo árabe. Para Egido, frenar los movimientos en Siria, Irán, Iraq y El Líbano con Hezbolá es esencial para fortalecer a las monarquías árabes pro occidentales que se oponen a luchas como la de la causa palestina y la creación de un Estado kurdo.

Controlar la totalidad del mar Mediterráneo y evitar la expansión de la influencia de Rusia y China en el Medio Oriente es otra de las razones que podrían llevar a la eliminación del Gobierno sirio. La participación de la fuerza aérea rusa en la lucha contra el terrorismo y los acuerdos bilaterales han puesto en evidencia el acercamiento entre ambas naciones, situación que incomoda a Estados Unidos y sus aliados.


Entre quienes llegan a Grecia, el 48 por ciento son refugiados sirios, el país principal de procedencia de refugiados en Europa. Foto: EFE

 

Golpes a la integración del Medio Oriente

A pesar de la guerra, Siria mantiene un presencia fuerte en el Medio Oriente y ha afianzado su relación con los países de Iraq e Irán para crear un frente común contra las agresiones occidentales. Golpear al Gobierno sirio es golpear al país persa y sus planes de interacción para frenar la posible influencia siria-iraní.

José Antonio Egido aseguró que atacar a Irán es hacerlo contra la Revolución Islámica que gobierna al país desde 1979. Las sanciones contra el país impuestas y prolongadas por Estados Unidos son el reflejo de los intereses de Occidente de continuar su dominio en la región.

Asimismo, agregó que Occidente mantiene la idea de balcanizar el conflicto que no es más que fraccionar al territorio sirio en un estado suní, un estado kurdo y una provincia alawi para romper las relaciones históricas e integracionistas del pueblo sirio.

Your Commment

Email (will not be published)