14930228987934

LOS DOS ERRORES DE ZIDANE

Zinedine Zidane no se arrepiente de lo hecho. De nada. Ni del once titular ni de ninguna de las decisiones. Al menos eso dijo al término del partido. Lo cierto es que no fue fiel a su manera de actuar y de proceder con otros jugadores, lo que condicionó la alineación y el rendimiento del equipo. En otras ocasiones, el jugador que sale de una lesión, espera turno en el banquillo, pero claro era Bale el implicado y si él tenía ilusión por jugar, el resto, también.

– Bale no estaba para ser titular

Lo normal es que el galés hubiera pasado por el banquillo, pero el técnico decidió no poner al jugador más en forma en el equipo inicial. Sus razones tendrá, pero no quedaron nada claro que fueran las mejores para su equipo, al que lastró en el rendimiento porque pocos minutos después del inició, Bale se volvió a romper.

– La obstinación de Zidane de sacar a la BBC

Antes de que el galés echara cuerpo a tierra, la BBC estaba dando muestras de que no es la mejor solución actual para el Real Madrid. Con ellos en el campo, el conjunto blanco es menos solidario, menos equipo. Cuando están los tres, dan la sensación de que el egoísmo preside las decisiones de unos y otros.

– Asensio e Isco, en el banquillo

Pero lo peor no es la presencia en sí de la BBC. Ni mucho menos. Peor es ver a Asensio en el banquillo o a Lucas Vázquez en la grada. El primero es el jugador más en forma de la plantilla y una vez no se cumple la máxima de que juega el que mejor está. Mentira. Y con Asensio se cumple de lleno de que es una frase hecha sin más. En cuanto salió a campo, el equipo pudo jugar de otra manera, más a su estilo, más equilibrado, con un 4-4-2 más lógico y con Ronaldo haciendo de nueve o algo así, que es lo más beneficia a su equipo de largo.

Nadie del club le ha dicho a Zidane que la BBC debe estar por decreto en el once. Es más, algunos de los directivos piensan que lo contrario sería lo mejor para el equipo blanco. El francés lo hace desde el convencimiento, pero ahora mismo está haciendo daño a los suyos.

– Zidane no supo leer el partido

Además, el once blanco, bueno diez mejor dicho, no supo leer el partido. No se entiende como en el minuto 91, el Barcelona puede sorprender a un equipo que con el empate acariciaba la Liga. Hasta 6 jugadores blancos pisaban el territorio azulgrana en el momento en el que Sergi Roberto se hace con la pelota. Faltó inteligencia, la misma que no le sobró a Casemiro para evitar lastrar a su equipo desde el minuto 20 con una amarilla que penalizó al brasileño y a todo su equipo.

Los Clásicos marcan y este ha dejado señalado a Zidane y muy tocado a Isco. El francés todavía tiene la sartén por el mango, pero éste empieza a quemar y debe andarse con cuidado. Y en cuanto al malagueño sus opciones de continuar, se reducen.