paraguay

POLICÍA RECUPERA PARTE DEL BOTÍN del robo del Siglo

RÍO DE JANEIRO.

La policía brasileña ha recuperado cerca de 1.5 millones de dólares del botín que fue robado en el asalto a la firma de seguridad privada española Prosegur en Ciudad del Este (Paraguay), fronteriza con Brasil, informaron fuentes policiales.

La banda de asaltantes, al parecer miembros de una organización criminal brasileña, huyeron hacia Brasil después del asalto y son objeto de una intensa operación de búsqueda que ha dejado al menos tres muertos y diez detenidos desde ayer.

Además de las armas, municiones, siete kilos de explosivos, camionetas, embarcaciones y chalecos antibalas que han sido decomisados a los asaltantes en Brasil, la Policía Federal brasileña recuperó en las operaciones tres sacos con dinero cuya cuantía solo fue divulgada en la noche de este martes.

Según el último balance de la Policía Federal, en total han sido recuperados un millón 275 mil 30 dólares en billetes de la moneda estadounidense, 219 mil 450 reales (cerca de 70 mil 645 dólares) y 733 millones 640 mil guaraníes (unos 131 mil 241.5 dólares), para un total de cerca de un millón 476 mil 916 dólares.

La policía indicó que tuvo dificultades para contar el dinero debido a que gran parte estaba mojado.

Pese a que inicialmente se informó que los asaltantes se habían apoderado de entre 20 y 40 millones de dólares, Prosegur aclaró hoy en un comunicado que el botín “no supera los ocho millones de dólares”, por lo que lo recuperado en Brasil equivale a cerca de la quinta parte de lo robado.

En las operaciones de persecución a los asaltantes, la Policía Federal también se ha incautado de seis fusiles, dos barcos, siete vehículos, “mucha munición” y varios chalecos antibalas.

Ocho de los supuestos asaltantes fueron detenidos este martes en tanto que otros dos cayeron en poder de la policía tras diferentes enfrentamientos en jurisdicción de Sao Miguel do Iguazu y Itaipulandia, municipios brasileños en la frontera con Paraguay, en los que murieron tres sospechosos.

El millonario robo fue atribuido a la organización criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC), una organización criminal dirigida desde las cárceles en el estado de Sao Paulo y que es considerado el mayor grupo criminal del país.

La seguridad en la frontera fue reforzada este lunes por orden del presidente brasileño, Michel Temer, quien determinó una activa colaboración con las autoridades paraguayas.

En el robo, en el que participaron alrededor de 50 miembros del PCC fuertemente armados, los asaltantes mataron a un suboficial del Grupo Especial de Operaciones e hirieron a otro policía y a tres civiles.

Los atracadores utilizaron cuatro vehículos, uno de ellos un camión para transportar elementos de apoyo (hombres y explosivos), y antes de darse a la fuga se enfrentaron con la policía.