soros-620x392

VENEZUELA: Smartmatic es propiedad de George Soros (oficialmente) desde 2014.

Desde noviembre de 2014, Smartmatic pasó a ser propiedad de George Soros, el demonizado especulador de origen húngaro acusado de provocar colapsos financieros como el de 2008.

La noticia se hizo pública el 24 de noviembre de 2014 en la propia página web de la firma de automatización de elecciones www.smartmatic.com.

Decía que el hasta entonces líder de la firma de origen venezolano, Antonio Mugica y el lord británico Mark Malloch-Brown habían decidido conformar una nueva organización llamada SGO.

Mark Malloch Brown y Antonio Mugica

Un primer punto destaca el rol que le adjudica a lo tecnológico para lograr un profundo cambio social. Para esto propone empoderar a los ciudadanos individuales mediante el voto y la promoción del intercambio de datos entre los ciudadanos y sus gobiernos.

El otro punto es precisar que el lord inglés es el principal operador burocrático de Soros.

Su perfil oficial lo muestra como vicepresidente de Quantum Fund, el principal fondo de Soros, y como directivo de Open Society Institute y del International Crisis Group. Sus vínculos con Soros se remontan a 1993.

Previamente destaca su actividad en Latinoamérica dentro de una consultora política que asesoró a Gonzalo Sánchez de Lozada, en Bolivia, a Mario Vargas Llosa, en Perú, y a la oposición chilena frente a Augusto Pinochet.

Malloch-Brown es periodista y su actividad pública la inició en el diario  The Economist.

Ha sido funcionario de carrera de las Naciones Unidas desde al menos 1979, cuando estuvo vinculado con los servicios a los refugiados de la crisis de Camboya. Allí comenzó a trabajar con Kofi Annan,  quien dos décadas después sería el secretario general de la ONU.

Su relación con la agenda de los refugiados lo pudo haber llevado a la vinculación con Soros con motivo del conflicto en los Balcanes.

En 1999 se convirtió en administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), posición desde la cual se ofreció para colaborar con el diálogo entre el gobierno de Hugo Chávez y la oposición en Venezuela, con el propósito expreso de promover un referéndum revocatorio. Bajo sus auspicios el PNUD envió observadores para la recolección de las firmas requeridas para la consulta.

Hay que destacar la “coincidencia” de que el despliegue público en materia electoral de Smartmatic ocurrió precisamente con su contratación, tras una licitación internacional, para la realización del revocatorio en agosto de 2004.

Visto el desarrollo de la historia no es descabellado considerar la posibilidad de que el impulso de la firma como solución electoral haya venido de Malloch Brown y de Soros.

Para esto fue muy conveniente posicionar la idea de que Smartmatic era una creación del chavismo.

Hay que agregar que el barón británico fue jefe de gabinete de Annan en la ONU en 2006, y luego, entre 2007 y 2009, ministro de asuntos exteriores  para Africa, Asia y Naciones Unidas durante el gobierno de Gordon Brown en Reino Unido.

Su perfil lo presenta como miembro del Partido Laborista, aunque hasta 2015 integró la Cámara de los Lores.

Su jefe, George Soros, sin embargo tiene un perfil mucho más preocupante.

En 2014 reconoció haber promovido en Ucrania un golpe de Estado y sus vínculos con la oposición que promovió el EuroMaidan.

Se le relaciona con la liquidación de los Estados Socialistas de Europa Oriental en los años 80 y 90 a través de donaciones a organizaciones como Solidaridad en Polonia y Carta 77 en Checoslovaquia.

Es partidario del liberalismo económico y sus políticas. Entre 1979 y 2011, donó más de 8000 millones de dólares a causas relacionadas con estas posiciones, para promover cambios políticos a su favor.

Es promotor de la doctrina de la “responsabilidad de proteger”, o de intervenir ante “crisis  humanitarias”.

Vale recordar que en noviembre de 2015, la Fiscalía General de Rusia calificó la Fundación de Soros como una “organización indeseable” que representa una amenaza contra la seguridad nacional y el orden constitucional del país, además, la Fiscalía impuso una prohibición a todos los ciudadanos del país de participar en cualquier proyecto iniciado por Soros.

Your Commment

Email (will not be published)