iStock_Juhasz-Peter_000019217756_Small

Los antidepresivos: ¿pueden causar disfunción sexual?

Muchas personas evitan tomar antidepresivos porque temen que estos afecten su rendimiento sexual. Aquí te contamos lo que necesitas saber sobre los antidepresivos y el sexo, para sentirte bien en cuerpo y mente.

Cuando la depresión interfiere con tu vida es importante tratarla para poder salir de ella y volver a sentirte bien. Muchos hombres no lo hacen porque lo consideran un acto de debilidad, otros ni siquiera pueden reconocerlo, ya que en ellos los síntomas pueden ser diferentes que en las mujeres. Sin embargo, pedir ayuda y seguir un tratamiento adecuado es un signo de valor y cuidado personal que no deberías perder de vista.

Otro temor que puede frustrar cualquier tratamiento psiquiátrico se refiere a los posibles efectos de los antidepresivos sobre la salud sexual, ya que varios estudios han probado que algunas de estos medicamentos, del tipo llamado inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS (entre los cuales se encuentran los genéricos fluoxetine, paroxetine y sertraline), pueden provocar disfunción eréctil y disminuir la calidad de la vida sexual.

Por qué ocurre esto todavía no se sabe a ciencia cierta. Una de las explicaciones posibles es que, para calmar la ansiedad, los antidepresivos aumentan el nivel de serotonina, una hormona que normalmente produce el cerebro pero que, en exceso, puede interferir con el funcionamiento sexual y causar problemas en la intimidad.

Esto afecta a los hombres por partida doble: en general las personas deprimidas tienen menos deseo sexual y si los antidepresivos también la fomentan, el problema se hace todavía mayor.

Si te preocupa este tema, habla abiertamente con tu médico para que pueda darte otro tipo de antidepresivo que no actúe sobre la serotonina. Del mismo modo, si ya estás tomando algún tipo de antidepresivo y crees que es la causa de tus problemas sexuales, busca junto a tu médico la manera de resolverlo, pero no dejes de tomar las medicinas de golpe porque puedes tener efectos no deseados, como mareos y vómitos, y tienes muchas posibilidades de que tu depresión regrese con mayor intensidad.

Tal vez te parezca un círculo vicioso del que no se puede salir, pero no te desesperes.  Por el contrario, es posible mejorar tu vida y sentirte bien física y emocionalmente, sólo es cuestión de encontrar el método más apropiado para ti.

A veces funciona bien la psicoterapia, es un buen complemento ya que pueden ayudarte a que puedas dejar los antidepresivos antes. Esto es así porque las medicinas no te harán olvidar los problemas, pero te darán la ayuda que necesitas para poder enfrentarlos, además de que la depresión independientemente de lo que la cause produce cambios bioquímicos en el cuerpo.  Además, la psicoterapia es un lugar de reflexión en donde podrás analizar la situación con ayuda de un profesional calificado.

Otras veces, el médico podría cambiarte la medicina o podría recomendarte otros antidepresivos que no sean ISRS o disminuir la dosis del que estás tomando. Pero no dejes de tomar la medicina que te han recetado sin consultar a tu médico.

Por último, recuerda que no tienes por qué sacrificar tu vida sexual para tener una buena salud mental. Es posible tratar la depresión sin afectar tu vida sexual y que tanto tu vida sexual como la emocional se mantengan saludables. Por eso, que no te de pena de hablar abiertamente sobre la cuestión sexual con tu médico, de ese modo encontrarán una mejor solución para tu situación.

Y si aún te quedan dudas y crees que puede ayudarte a despejar miedos y temores, pues nunca está de más pedir una segunda opinión con otro profesional.

No te des por vencido ni te desanimes. Sé que es difícil cuando estás deprimido y necesitas más fortaleza que quienes no lo están, pero la vida no tiene por qué ser tan difícil, ni tendrás que tomar los antidepresivos por el resto de tu vida. Incluso, muchas personas que los toman no los necesitan, sin embargo, si los necesitas, hay de diferentes tipos y a veces, es necesario seleccionar el cuál es el que funciona mejor para ti, la dosis adecuada y por cuánto tiempo lo necesitas.

Así que si estás deprimido(a) busca ayuda de un profesional calificado, si necesitas tomar antidepresivos y tienes dudas acerca de si éstos están teniendo un efecto negativo en tu vida sexual, habla con tu médico acerca de esto sin pena y, si es necesario, pide una segunda opinión. Hay muchas opciones entre los antidepresivos si necesitas tomarlos y varios no tienen ningún efecto en tu vida sexual. ¡Anímate! La depresión tiene tratamiento. Mereces ser feliz.